A translation in SPANISH from The End of Death, Volume One

Copyright 2013 Nouk Sanchez

Special thanks to Martha Aida De Ochoa for this translation

Volviendo a ver El Perdón y la Aceptación de la Expiación

Jesus ha completado ya la Expiación. El mundo de separación y sufrimiento se ha terminado ya. A travéz del ego, escogimos percibir su gran y perdido eco y eso es todo. Jesús ha ya deshecho todos nuestros errores, todo nuestro dolor, todas nuestras enfermedades y todo nuestro sufrimiento, Él deshizo las leyes del ego. En su sanación para todos nosotros Él deshizo el concepto de karma también. Él deshizo aún más el concepto de muerte, en su Resurrección.

Jesús fué el primero dentro del único Hijo de Dios de despertar totalmente, del sueño de muerte del ego. Él fué el primero en totalmente encarnar  el Cristo,  el Santo Ser. Ya que Él deshizo  completamente el sueño de ego, nosotros no necesitamos hacerlo de nuevo. Estuvimos con Jesús con Él como el Santo Ser cuando Él completó el final del sufrimiento. La única parte de nosotros que no está de acuerdo con esto, es el impostor, el ser hecho ego. Todo lo que se nos ha pedido hacer es perdonar y aceptar la Expiación para nosotros mismos, confiando implícitamente que en el instante que aceptemos la Expiación…. todo está hecho. Si está hecho, la única decisión que tenemos que tomar es elegir recibir lo que está ya completo. No necesitamos ganar la Expiación. Es nuestra herencia. La memoria de nuestra absoluta impecabilidad y total invunerabilidad nos regresará a confiar en el Poder de la Expiación.

Hay sólo un bloqueo para verdaderamente aceptar la Expiacion; y esta es la culpa. Toda culpa es simplemente la culpa inconsciente de haber hecho el falso -ser y el mundo, apartados de Dios. El resultado de todo esto es el miedo. Todo miedo proviene de la culpa así como nuestro miedo inconsciente al castigo (de Dios), y este se distingue como la necesidad de defendernos de nuestra percepción de amenaza, por ejemplo enfermedad, conflicto, escacez, pérdida y muerte, etc. Este miedo profundo puede también aparecer como un sentido de no validez, duda incredulidad. 

 Hay un solo requerimiento para deshacer todo nuestro sufrimiento y éste es aceptar y dirigir 

la sanación que Jesús nos ha dado ya…. esto es el divino deshacimiento del miedo y la culpa en nuestra mente. En un Instante Santo tu puedes escoger totalmente entregar tu culpa y juicios de la situación como tu la ves. Jesús en en siguiente párrafo, explica, que Él ya ha completado el deshacimiento de todo nuestro sufrimiento. ¿La aceptaremos ?

        “Estabas en las tinieblas hasta que una parte de la Filiación decidió aceptar completamente la Voluntad de Dios. Una vez que esto se logró, todos lo lograron perfectamente. ¿De que otra manera sino, habría podido lograrse perfectamente? Mi misión consistió simplemente en unir la voluntad de la Filiación con la Voluntad del Padre al ser yo mismo consciente de la Voluntad del Padre. Ésta es la conciencia que vine a impartirte, y el problema que tienes en aceptarla es el problema de este mundo. Eliminarlo es la salvación y en este sentido yo soy la salvación del mundo. El mundo por lo tanto, no puede aborrecerme y rechazarme, ya que el mundo es la creencia de que el amor es imposible. Si aceptase el hecho de que yo estoy contigo estarías negando al mundo y aceptando a Dios. Mi voluntad  es la Suya, y tu decisión de escucharme es la decisión de escuchar Su Voz y de hacer Su Voluntad. De la misma manera en que Dios me envió a ti, yo te enviaré a otros. E iré contigo, para que podamos enseñar en paz y unión.T-8.IV.3:1-6,10-11

    “No tienes ningún problema que Él no pueda resolver ofreciéndote un milagro. Los milagros son para ti.Y todo miedo dificultad o dolor que tengas ya ha sido deshecho. Él los ha llevado a todos ante la luz, al haberlos aceptado por ti  y haber reconocido que nunca existieron. No hay ninguna lección tenebrosa que Él no haya iluminado ya por ti.”T.14.XI.9:2-6

        “La expiación no te hace santo. Fuiste creado santo. La Expiación lleva simplemente lo que no es santo ante la santidad; o, en otras palabras, lo que inventaste ante lo que eres. Llevar ilusiones ante la verdad, o el ego ante Dios, es la única función del Espíritu Santo.” T-14.IX.1:1-4

     “La Expiación es tan dulce, que basta con que la llames con un leve susurro para que todo su poder acuda en tu ayuda y te preste apoyo”.T-14.IX.3:2

 El proceso de Perdón y Expiación

        .ACEPTATE A TI MISMO AHORA. No importando lo molesto que pudieras estar, tu no eres tus pensamiento ni tu sentir físico ni emocional. Tu eres el callado Observador, eligiendo que tu errónea percepción sea sanada en este instante.

        .HAY UN SOLO PODER QUE ES LA VOLUNTAD AMOROSA DE DIOS. Recuerda usar tu verdadera negación al negar cualquier cosa que no sea el Amor de Dios  y que tenga el poder de lastimarte o de lastimar a otro. Solo hay un Poder y es el Amor de Dios. Cualquier cosa que no sea el Amor de Dios es irreal.

        .IDENTIFICA LA CAUSA REAL QUE ES LA CULPA EN TU MENTE. ¿DONDE CREES QUE LA CAUSA DE TU PROBLEMA ESTA? Si tu crees que la causa de este problema (enfermedad, dolor, conflicto, escacez, personas, situaciones, etc.) descansan en una causa del ego fuera de tí, ya sea en el cuerpo, en el mundo o en el pasado, entonces tu estarás negando la sanación de esta particular causa que es la culpa inconsciente. 

La causa está en tu mente y no en otro lugar, no importa lo que aparente ser. Al creer que la causa esta afuera, tu te separas de la causa y el efecto en tu mente. Para sanar la única causa, tu debes desear suspender toda duda aúnque sea por un instante. Este milagro ocurre en el instante en que tu alejas tu creencia en lo que el ego te dice es real.

Ambas causa y efecto están siempre en tu mente. La causa (culpa) y su efecto se mantienen juntas en tu mente aunque los  síntomas parezcan ser muy convincentes afuera y muy reales; no son. Causa y efecto nunca pueden estar separados en tu mente aunque el trabajo del ego sea hacerlas ver que están allí, así tu continuarás dependiendo de la guía del ego en lugar de la del Espíritu Santo. Porque causa y efecto nunca están separadas de tu mente, la sanación de todos los posibles efectos está ya disponible cuando tu priorizas la sanación de tu percepción (perdón) primero, sobre cualquier otra preocupación o apariencia. Tu deberás desear que tu percepción sea sanada más que que el deseo particular del resultado físico. Revisa la causa ilusoria del problema (tu creencia en lo que los sentidos del cuerpo-ego te dicen), y entrega tu error al Espíritu. Deja pasar las apariencias!!

Tu puedes aún elegir hacer algo acerca del aparente problema en el mundo por ejemplo, medicinas, cirugía, dejar el trabajo, etc; pero tu tendrás que dar prioridad a la paz primero por medio del perdón y la aceptación de la Expiación. En otras palabras, tu has entregado la causa particular del problema al Dios en tí. 

       .La Expiación es el deshacimiento del miedo por el Espíritu. Tu no puedes sanar o ser sanado mientras todavía tengas miedo. Sólo un instante Santo de entrega del miedo es necesario para que el milagro tome lugar. Recuerda que tu eres responsable del miedo, entonces tu debes desear entregarlo completamente. El Espíritu no puede ayudarte mientras tu te cuelgues al miedo y la duda.

       . ¿Es el problema o situación real? Si tu todavía crees que el problema o situación es real, no puedes perdonarla. La verdadera sanación perdonando, puede tomar lugar sólo cuando tu estas dispuesto a reconocer el único obstáculo y la única causa de este dilema que es tu propia percepción de esto como un problema. Al darle realidad estas invirtiendo en un imaginario poder que no es el Amor de Dios y su sanación. El ego mira un problema y luego procede a solucionarlo o volverlo a analizar. Ambas acciones no pueden sanar la causa fundamental. De hecho esto lo altera más. Para sanar debemos estar de acuerdo a unirnos con el Espíritu Santo a mirar más allá de error. Si no podemos ver más allá, entonces creeremos que nosotros (el ego) debe deshacerlo (el error) antes que aceptemos el milagro a travéz del perdón.

     “El plan del ego consiste en que primero veas el error claramente, y en que luego lo pases por alto. Mas ¿cómo ibas a poder pasar por alto aquello a lo que has otorgado realidad? Al verlo claramente, le has otorgado realidad y no lo puedes pasar por alto.”T-9.IV.4:4-6

     “Perdonar a travéz del Espíritu Santo consiste simplemente en mirar más allá del error desde un principio, haciendo que, de esta manera, nunca sea real para ti. No dejes que ninguna creencia que afirme que el error es real se infiltre en tu mente, o creerás también que para poder ser perdonado tienes que deshacer lo que tu mismo has hecho. Lo que no tiene efectos no existe y para el Espíritu Santo los efectos del error son inexistentes. Mediante la cancelación progresiva y sistemática de los efectos de todos los errores, en todas partes y con respecto a todo, el Espíritu Santo enseña que el ego no existe y lo demuestra. T-9.IV.5:3-6

       .  Recuerda no hay jerarquía de ilusiones. Por lo mismo, no hay orden de dificultad en los milagros.

       .  Recuerda todo el dolor, enfermedad, molestias con situaciones o personas tienen el sagrado propósito de traer a la conciencia, tu culpa inconsciente (odio a ti mismo, ataque a ti mismo) para ser sanada a través del perdón, por lo mismo puedes estar agradecido.

         .  El perdón es el recuerdo que la persona o el problema que tu percibes no está realmente allí  (en la persona o en el problema) Así que la causa (culpa) imaginada debe estar en tu propia mente. Ahora la sanación real puede ocurrir tan pronto tu dejas ir la culpa desde su fuente, siempre en tu propia mente.

         . Tu tienes un altar dentro. No puedes tener dos devociones mutuamente excluyentes en tu Altar al mismo tiempo. Si tu estás molesto por una persona o problema, entonces  tu devoción estará  en la persona o el problema. Y el Espíritu no podrá ayudarte. Sin embargo cuando tu colocas tu percepción errónea en el Altar, pidiendo sanación, entonces el Espíritu está libre de sanar tu percepción.

         . Deberás aceptar la Expiación si tu realmente deseas deshacer el error y sanar. No permitas la desvalorización, el miedo o duda, eso provoca resistirte a aceptar tu herencia correcta. La Expiación es la divina corrección de tu percepción. Deshace la culpa y el miedo que causa el problema. No necesitas entender el problema, tu sólo necesitas aceptar el remedio….la Expiación.

 

Pasos para el perdón- Aceptando la Expiación

1.     Me doy cuenta que no estoy en paz, así que he de estar en la mente errónea. Y deseo estar en paz así que le pido al Espíritu que me ayude a mirar mi mente.

2. Me recuerdo que cualquier señal de amenaza, dolor, enfermedad, conflicto o escacez no es El Amor de Dios. Me doy cuenta de que es el ego en mi mente. Y me recuerdo que debo de negar las apariencias del ego y enfocarme en el Amor y la Verdad, más allá de las apariencias. 

3. Te invito a Ti (Espíritu) a mirar estos miedos y juicios conmigo. No me juzgaré o haré nada mientras hacemos esto. Dejaré un espacio de total no-juicio, así tu podrás llenarlo con Amor y sanación.

4.Mientras lo miramos juntos, me diré a  mismo sinceramente, “Aunque esto aparente ser un problema, a pesar del sentimiento de miedo, dolor, ansiedad, invalidez, rabia, culpa o duda- Me abro a recibir la sanación a travéz del milagro, en este instante.”

5. Confía sólo en el Amor de Dios. Dios es todo lo que veo, porque Dios está en mi mente. Juntos, miramos el pasado de las apariencias del ego, ello representa nuestros deseos inconsciente con el ego. Al mirar pasadas apariencias nos unimos a Dios (luz) al pedir percibir sólo lo que es verdad, más allá de las apariencias del ego (obscuridad). Dios es todo lo que veo, porque Dios está en mi mente. y lo que Dios ve a travéz de mi mente es entonces sanado! No dudes de esto. Esto es el perdón. Confíar y dudar no pueden co-existir y Amor sin confianza es imposible. 

6. Oración al Espíritu dentro de nosotros ” Espíritu yo acepto tu Expiación, Yo acepto tu divina corrección del error en mi mente, y permito que tu sanación fluya en mi mente. Yo acepto que tu ya has sanado la causa y los síntomas (efectos) de este problema, la decisión y su sombra. Si la ” apariencia” del problema continúa, o si hay “síntomas” que continúen (apariencias) que me cause dudar – entonces yo ofrezco estas dudas también, para corregir mi mente. Recuerdo en cualquier Instante Santo que yo sinceramente acepto la Expiación, y está hecho! Al permanecer preocupado después que he perdonado y aceptado la Expiación, es dudar de tu Amor y prolongar la ilusión del tiempo y sufrimiento.”

Recuerda: Amor sin confianza es imposible, duda y confianza no pueden coexistir. “Yo recuerdo esto y tengo la gratitud que el Espíritu ha ya sanado mi mente y acepto con esto, la sanación de todos los síntomas, (efectos). está hecho!!

Nota:  Si  estoy muy temeroso aún de confiar sólo en el amor de Dios, encontraré confort en alternativas por ahora, y está perfecto. Por ejemplo, puedo tomar medicinas, ver un doctor, tomar suplementos, etc. La cosa más importante de recordar es hacer estas cosas con una conciencia despierta en el Espíritu. Podría tomar medicina, sin embargo, ya no estoy sol@ al tomarla. Pido al Espíritu que sane mi percepción mientras tomo las alternativas. De esta manera, estamos gentilmente dejando salir el miedo para que entre el Amor. Recuerda si hay alguna señal de juicio o culpa, entercámbialo por el milagro …..de nuevo. 

Corto atajo para la Expiación

l. Date cuenta que tu percepción necesita ser sanada. Expresa tu voluntad de entregarla.

2. Entrega tu percepción errada.

 3.Acepta la Expiación, el milagro. Confía que está hecho!

 

 PEQUEÑA Y PODEROSA ORACIÓN DE PERDÓN

Nota: pon a la persona o situación que te molesta en la siguiente oración………

“Espíritu Santo, por favor ayúdame a perdonarme por usar _________________________para atacarme y separarme  de tu  Amor como mi Santo Ser”

 

NOTAR: Para obtener ayuda con traducción al español, póngase en contacto con Martha: martitamilagros@hotmail.com